Invertir creando valor (vs. ganancias de capital)

Muchos de los millonarios actuales señalan como una de las claves del éxito el crear productos o servicios que generen un valor añadido para la sociedad. Si eres capaz de satisfacer una necesidad real, estarás construyendo un activo con futuro. Además, si eres capaz de distribuirlo a gran escala, el éxito está garantizado. Se trata de invertir creando valor (vs. ganancias de capital).

En el mundo de las inversiones una de las principales controversias se dan entre las inversiones con ganancias de capital e inversiones con ingreso pasivo. ¿Cómo se relacionan con aportar valor? A continuación te doy mi punto de vista.

Ingresos pasivos

Los ingresos pasivos son aquellos ingresos que obtienes habiendo realizado muy poco o nada de trabajo y se producen al tener activos de inversiones que te generan ingresos recurrentes.

Por su parte, las ganancias de capital se obtienen al comprar y vender algo, como el trading en bolsa y otros productos análogos, reventa de inmuebles, etc.

En la inversión en bolsa se pueden dar los dos casos. Puedes hacer trading (comprar y vender a corto plazo) y puedes invertir a largo plazo. En este último caso se pagan menos impuestos, al menos en España, ya sea comprando y manteniendo una acción durante un cierto tiempo, o bien para cobrar los dividendos.

Ganancias de capital

Las ganancias de capital están asociadas al corto plazo y se sustentan en la “codicia”, es decir, realizar cuantas más operaciones mejor, comprando a menor precio y vendiendo al mayor precio (o al revés en algunos casos). No importa si el producto tiene o no un valor para la sociedad.

En cambio, si pretendes vivir de los ingresos pasivos, debes ser capaz de proporcionar un buen servicio, ya sea ofreciendo una vivienda con cierta calidad para alquilar, comprando acciones de una empresa que, para compensar tu fidelidad, te dará un dividendo periódico, vendiendo un servicio de calidad, etc. Este valor añadido dará continuidad al activo en el tiempo, es decir, una sostenibilidad. Si eres capaz de proporcionar una calidad de forma continua, tu activo funcionará bien durante mucho tiempo. En definitiva, se rata de invertir creando valor (vs. ganancias de capital).

Saber distinguir los dos tipos de inversión y su objetivo te hará actuar con conciencia y control.

¿Estáis de acuerdo? ¿Cuál es vuestra experiencia?

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. julio 16, 2020

    […] Empezar a invertir y formarme sobre ello me hizo tomar conciencia de muchas de las cosas que nos rodean. Una de las etapas que todo inversor pasa cuando está aprendiendo es a distinguir aquellos aspectos que suponen una esclavitud en la vida, no sólo económicamente, sino también en muchos otros aspectos. Yo los resumo en: todo aquello que te supone un gasto mensual. Obviamente hay otras, pero lo importante es tomar conciencia de ellas, conocerlas y gastar sólo en aquello que te aporta un valor. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.