Pon tu vida en positivo

English

Pon tu vida en positivo.

¿Cuál es la clave para tener una buena situación financiera?

Una de las claves es, sin duda, tener un balance positivo en los principales aspectos financieros de tu vida: finanzas personales, negocios, inversiones…

Imagen: https://es.dreamstime.com/

Si no sabes cómo mejorar financieramente, si estás encallado y no sabes cómo salir de las deudas, si eres incapaz de ahorrar, si las inversiones no te van bien… aquí te explico un método con el que podrás mejorar.

Primero, las finanzas personales

La primera de las fases es estar positivo en tus finanzas personales. Sea cual sea tu situación, el balance entre ingresos y gastos siempre debe ser positivo. ¿Por qué? Todo empieza por ahí, debes ser capaz de controlar tus gastos y tus ingresos de la vida diaria. Si no lo haces, tampoco te irá bien con cualquier emprendimiento que hagas. Apunta todos tus gastos y tus ingresos y analiza: ¿qué puedes mejorar? Si lo haces con sinceridad y buscas soluciones a tus problemas, seguro que encuentras la manera.

Cuando nos acostumbramos a estar en negativo es difícil reacondicionar la mente, y tomamos los hábitos de estar siempre en negativo. La mente se condiciona a pensar siempre así y todo lo que hagamos nos causará una sensación negativa. Cualquier gasto que hagamos será, en el fondo, negativo, porque sabemos que no nos lo podemos permitir. Si tiramos de tarjeta de crédito, nos acostumbraremos a tener siempre deuda. Si no pagamos a nuestros proveedores, se generará una intranquilidad por la deuda.

Esa situación la vamos a trasladar a nuestros negocios y nuestras inversiones. ¿Os habéis preguntado por qué hay gente que todo lo que toca lo transforma en oro? Esa gente tiene la costumbre de tener todos sus negocios en positivo. De la misma forma, otra gente todo lo que toca se sale mal.

Si tienes deudas, tienes que salir de ellas. Si no sabes ahorrar, debes crearte la costumbre. Y si ganas insuficiente, debes encontrar la fórmula para ganar más. Pero siempre, siempre, debes tener como objetivo estar en positivo cada mes. Si no ves la manera, debes encontrarla (siempre la hay, no te limites).

Después, tus negocios

Una vez controlas tu situación financiera personal, la siguiente fase es trasladar esa situación a tus negocios y a tus inversiones. Debes intentar que tus negocios y activos estén todos en positivo. Dedícale un tiempo a analizar por qué no funcionan y ponle una solución. Si estás analizando un nuevo activo, escoge los que te van a dar un positivo desde el inicio. Cuando tengas el hábito, todo sumará en tu saldo mensual (o cash flow) y no pararás de crecer económicamente. Si tienes negocios o activos negativos y no le ves solución, plantéate deshacerte de ellos e ir a por otros positivos. No te quedes estancado.

Intenta que todos tus negocios y tus finanzas personales sean siempre positivas, aunque sea con poco dinero, porque todo suma. Eso marcará la diferencia en tu mente, que de repente tendrá otro punto de vista y otro objetivo, y también en tu vida diaria, porque significa que has asumido el control de tus ingresos y tus gastos. El poder que adquirirás no tiene límites. En vez de ver las cosas negativas, las verás positivas, porque te enfocarás en lo que vas a ganar, no en lo que vas a perder.

Aplicar esta fórmula en tu vida sin duda marcará la diferencia, tal como explico en mi libro.

Si tienes dudas, deja tu comentario.

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. mayo 20, 2020

    […] Pon tu vida en positivo […]

  2. julio 16, 2020

    […] de correr en la vida diaria, nos cuesta llegar a fin de mes. Nos “invitan” a tener la casa más cara que podamos permitirnos, el coche más grande […]

  3. julio 17, 2020

    […] hace mucho tiempo. Si la inflación no para de subir y el interés es negativo, debemos encontrar inversiones positivas con estas […]

  4. julio 23, 2020

    […] a.      Tu capacidad de ahorro […]

  5. agosto 3, 2020

    […] proyectos deben ser rentables, a veces no de dinero sino por la experiencia que te […]

  6. agosto 3, 2020

    […] trabajes, no eres capaz de ahorrar ni un euro. Si estás en esa situación, debes ser capaz de darle la vuelta, seguro que vivirás mucho más […]

  7. agosto 16, 2020

    […] proyectos deben ser rentables, a veces no de dinero sino por la experiencia que te […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.