Cómo vencer a tus demonios

howdytoons.com
English

¿Cómo vencer a tus demonios y miedos?

A veces nos encallamos, y eso indica que estamos avanzando porque, al hacer algo nuevo, es inevitable desconocer algunos aspectos que esa nueva actividad conlleva.

Esto pasa al invertir y también en otros muchos aspectos de la vida. Y es que todos tenemos nuestros miedos internos, nuestras dudas, cosas que nunca hemos probado antes y que nos hacen pararnos en seco en nuestro camino.

¿Qué hacer?

¿Cómo resolverlo? ¿Cómo vencer a tus demonios? Lo primero es identificar ese aspecto, la causa de que no avances, tu miedo o tu desconocimiento. ¿Lo tienes bien localizado? ¿Eres consciente de ello? Lo siguiente que te propongo es que dediques un tiempo (días, semanas, lo que necesites) para leer e informarte sobre cómo vencerlo, enfocándote en resolverlo. Existe multitud de información ahí fuera, tanto de aspectos técnicos como mentales, que te ayudarán a salvar ese obstáculo. Yo, personalmente, te propongo que, además de investigar, hables con otras personas que ya están haciendo eso que para ti supone un obstáculo: pregúntales cómo les va, cómo lo gestionan, cómo superan lo que a ti te genera dudas, etc. Si el obstáculo es grande, divide en pequeños pasos ese camino que necesitas hacer para salvar el problema y atraviésalo poco a poco, para ganar confianza gradualmente. Si aun así no encuentras la solución, cambia el punto de vista, enfócalo de otra manera, cambia el campo de investigación.

Algunos de los aspectos que suelen suponer un obstáculo en el mundo de las inversiones son:

  • No tengo tiempo para invertir
  • No tengo suficiente dinero
  • Me da miedo hacerlo solo
  • No sé cómo obtener la financiación
  • Éste no es el mejor momento
  • No encuestro buenas inversiones
  • No sé valorar si una inversión es buena

La lista es muy larga. Pero cada uno de estos obstáculos tiene solución. Sólo hay que enfocarse para resolverlo. ¿Cómo enfocarse? Cada día dedica un rato a investigar sobre ello. Si logras que tu mente se concentre en ello, crearás una pequeña obsesión que hará que estés alerta cuando la posible solución aparezca ante tus ojos. ¿Os ha pasado alguna vez? Es como cuando te compras unos zapatos nuevos y, de repente, empiezas a “ver” los zapatos de todo el mundo. Has puesto el foco en un aspecto y tu mente se pone a funcionar. Si haces ese pequeño esfuerzo, lograrás vencer cualquier problema.

¿Te ha gustado? Deja tu comentario y suscríbete.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.