Enseña a tus hijos a ahorrar e invertir de manera activa

webconsultas.com

Enseña a tus hijos a ahorrar e invertir de manera activa. Porque la mayoría de las creencias se forman cuando somos pequeños: lo que vemos, lo que oímos, lo que sienten nuestros padres al hacer diferentes cosas…incluidos los temas financieros. Además, hay que añadir que nadie más nos va a enseñar educación financiera en la vida, ya que se considera un tema tabú en nuestra sociedad. Pasamos por la escuela, la secundaria y la Universidad sin ningún tipo de educación financiera, ni dentro ni fuera del sistema escolar.

Lo que es más importante a la hora de implantar una costumbre en nuestros hijos no es sólo explicarles y enseñarles un tema, sino que creo firmemente que hay que hacer, como padres, lo que queramos que hagan nuestros hijos. En otras palabras, nuestros hijos van a integrar en su vida las actividades que nosotros hagamos: si lees, tus hijos leerán; si haces deporte, tus hijos harán deporte; si ahorras, tus hijos ahorrarán; y así con todo.

Y es que, por mucho que queramos, si tus hijos no crecen con ciertos hábitos, será difícil que luego lo asimilen y lo tengan como algo habitual. Además, no tendrán esos recursos para hacerlo, simplemente no sabrán cómo hacerlo. Por último, tendrán miedos y dudas, porque no sabrán gestionar eso emocionalmente, que es lo que nos pasa a muchos de mayores, que no sabemos ni por dónde empezar… de hecho, no sabemos ni que tenemos esas oportunidades. Y, cuando lo intentamos, nos cuesta mucho aprender, porque tenemos miedos, somos inexpertos y fallamos a menudo, etc.

El movimiento se demuestra andando: enseña a tus hijos a ahorrar e invertir de manera activa

¿Qué puedes enseñarle a tu hijo activamente? En primer lugar, a ahorrar. Si tú ahorras, inconscientemente le estarás lanzando ese mensaje a tu hijo. Si no ahorras, será inevitable que escuche cosas como: “no podemos irnos de vacaciones este año”, “hay que pedir un crédito para pagar una lavadora nueva” y cosas por el estilo. Con ello se estará formando ese patrón (no es posible ahorrar, es necesario pedir un crédito cuando haya un imprevisto, etc.).

En segundo lugar, te aconsejo que hables activamente de dinero y finanzas con él. Con ello hay que intentar romper el mito que hablar de dinero es negativo. A fin de cuentas, nos pasamos media vida trabajando por dinero (no nos engañemos, a nadie le gusta ir a trabajar para otro).

Por último, y más difícil, debes integrar las inversiones en su vida. De forma natural, si tenemos dinero lo habitual es gartarlo, y un niño, al no tener gastos básicos, querrá el dinero ahorrado sólo para gastar (juguetes, videojuegos, chuches…). En cambio, si le enseñas a invertir, a su nivel, podrá entender que hay otras alternativas diferentes para ganar dinero y para gastarlo.

Aprender los dos juntos

Si tú mismo no sabes cómo invertir, te propongo que aprendas con tu hijo, con poco dinero, para aprender los dos juntos. Hay muchos tipos de inversión al alcance de un niño: pequeños negocios, bolsa (una acción vale 5€), plataformas de crowdlending que pagan un interés (la inversión mínima suele ser de 50€), comprar un lingote de oro (50€) o una moneda de plata (20€) … De este modo, aprenderéis los dos a integrar estos conceptos básicos. Porque, ¿qué prefieres: enseñarle a tu hijo a endeudarse? ¿o enseñarle a invertir, aunque el rendimiento sea pequeño?

Juntos podéis realizar un análisis básico de una inversión: qué espero conseguir, cuál será el rendimiento, qué tipos de inversión existen…

¿Te ha gustado? Deja tu mensaje. Si, además, te suscribes al blog, recibirás gratis un capítulo de mi libro.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.