Análisis de inversión en edificios

Hoy te presento un análisis de inversión en edificios. Se trata de un análisis básico de 8 inversiones en diferentes edificios, calculando el precio de compra, el beneficio obtenido por el alquiler y el ROI (beneficio) bruto, es decir, sin tener en cuenta préstamos o hipotecas como parte del pago. ¡Espero que te guste!

Como todas las inversiones, tienen pros y compras, a continuación te señalo algunos de ellos:

Análisis de inversión en edificios. Pros:

  • Tienes el poder total de decisión sobre las reformas, mantenimiento, etc. del edificio, al no existir Comunidad de Vecinos.
  • La concentración de unos cuantos activos en el mismo lugar supone un ahorro de coste y de tiempo para el inversor.
  • Normalmente el precio por unidad es menor que la compra de cada unidad por separado, lo que aumenta el ROI.
  • Puedes plantearse realizar la división horizontal (normalmente no la tienen) y vender parte o todas las viviendas por separado, con lo que puedes obtener un gran beneficio si has hecho bien el análisis previo.
  • Puedes cambiar el uso de viviendas y de los locales porque no necesitas el permiso de la Comunidad de Vecinos, siempre que se ajuste a la normativa. Esto te permite aumentar los ingresos.

Análisis de inversión en edificios. Contras:

  • El precio será, probablemente, más elevado que una vivienda única, por lo que deberás cumplir unos requisitos extras si requieres financiación.
  • Todas las reformas y reparaciones correrán de tu cargo, por lo que hay que analizar bien el estado y posibles arreglos.
  • La inversión es muy elevada por lo que, en caso de hacer un mal análisis, la pérdida de capital y recursos será mayor.

A tener en cuenta:

  • Revisa, además de lo habitual en una vivienda, la planificación urbanística para confirmar que está todo en regla.
  • Pregunta si el edificio tiene la ITE (Inspección Técnica de Edificios) aprobada. Si la respuesta es negativa, visita el edificio con un arquitecto que te confirme si hay que realizar obras o reformas para aprobarla; si hay que reformar fachadas, instalación eléctrica, bajantes o similares, puede suponer un coste añadido muy elevado.
  • En caso de disponer de viviendas ya alquiladas, pide contratos y confirmación del pago del arrendamiento.

Y tú, ¿te animarías a invertir en edificios? ¿Te atreves a pensar en grande? Deja tu comentario y suscríbete!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.