¿Activo o pasivo…? ¡Los dos!

En la vida se nos presentan decisiones tan importantes como: ¿invierto o compro una vivienda para vivir yo? ¿compro un garaje para mi coche o para alquilar? ¿activo o pasivo? Hoy os traigo una idea diferente con la que puedes plantearte algunas inversiones que además puedes utilizar de manera personal.

Tu casa lo vale

¿Activo o pasivo? Como ejemplo de lo que quiero compartir, te hablaré del programa Tu Casa lo Vale. Al contrario de lo habitual, en la televisión a veces encontramos programas que muestran ciertos aspectos interesantes. En éste, el presentador le busca a un comprador una vivienda que, al más puro estilo americano, dispone de gran sótano que puede transformarse en una segunda vivienda. Este sótano es reformado para que pueda ser alquilado por el propietario y pagar, así, gran parte o incluso toda la hipoteca de su vivienda. En resumidas cuentas, los propietarios/inversores consiguen una vivienda casi gratis (en algunos casos incluso ganan algo de dinero). ¿Te imaginas poder vivir en una casa de ese estilo por muy poco dinero? Esa es la idea del programa y del post que hoy te presento.

A continuación te dejo un capítulo de este programa para que veas el proceso y cómo los propietarios cambian de mentalidad durante el capítulo. Este proceso es similar al que ocurre cuando realizamos cualquier inversión:

Tu Casa lo Vale

¿Te parece una buena idea? A continuación te muestro algunas otras ideas de activos que pueden ser pasivos a la vez.

Activos con pasivo…y viceversa

El primero de los activos es tu vivienda habitual. Ya sea que te la vayas a comprar o ya la poseas, puedes sacarle un rendimiento con el que pagar parte o todos los gastos. Si bien dependerá del lugar donde vivas y de la vivienda que poseas (no todos tenemos una casa de 500 m2 con sótano), seguramente dispones de una habitación que puedas alquilar (habitual o incluso turística). Yendo más allá, si aun no dispones de vivienda en propiedad, puedes comprar una, vivir en una habitación y alquilar el resto. Esta situación puede ser temporal; por ejemplo, para adelantar la hipoteca y pagar cada vez menos importe.

Hay quien incluso se plantea comprar una vivienda y alquilarla en vez de vivir en ella. De esta forma se gana un activo, se aprende a comprar y alquilar y no hay que estar pendiente de, por ejemplo, la zona en que vivirías.

Otro uso compartido de una vivienda es, en este caso, usar parcialmente una segunda residencia. Como en el caso anterior, puedes comprar una segunda residencia y, cuando no a utilices, alquilarla por temporadas.

Otros activos en los que puedes hacer esto es con los locales. Puedes comprar un gran local y partirlo: la mitad para ti (para tu negocio o lo que necesites) y la otra mitad para alquilar.

La misma idea, pero con la venta, la propone Robert Kiyosaki con los terrenos: puedes comprar uno y partirlo por la mitad. Una mitad para tu uso y disfrute y, la otra mitad, puedes revenderla o bien construir una vivienda y venderla o alquilarla.

¿Activo o pasivo?

¿Te gusta la idea? Seguro que se te ocurren otras muchas. Si tienes una propiedad, quizá puedas replantearte el sacarle algún beneficio. Si estás pensando invertir, con esta opción quizá te resulte más fácil.

¿Te ha gustado? ¿Se te ocurren otras formas? Deja tu comentario y suscríbete.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.